Tulio Mora Alarcón

EL MAESTRO.

A este hombre le debo la condición de artista, que conoces.
Él me enseñó el camino para ahondar en el misterio de la copla.
Me enseñó que mi verdad no estaba en la profesión de cantante sino en el DESTINO del Cantor.

Gracias a su mano severa, que me enseñó la disciplina necesaria, he podido caminar la senda del Canto con un Norte definido y con paso seguro.

He puesto, con mucho respeto, algunas de sus letras en mis discos. Honor que muy pocos han tenido.

Hoy me debe mirar desde el cielo cuando subo a algún escenario.


GRACIAS MAESTRO.