Margarita Fuentes

La esposa de mi viejo compañero de aventuras Roberto Parra León.


Hace más de veinte años se hizo cargo de la representación legal de Tito Fernández y lo ha hecho muy bien.

 

Es bastante menor que yo pero me trata como a un hijo regalón.


Hoy caminamos, juntos, la senda del Cantor que no sólo tiene kilómetros físicos sino también espirituales.